arrow-circle arrow-down-basicarrow-down arrow-left-small arrow-left arrow-right-small arrow-right arrow-up arrow closefacebooklinkedinsearch twittervideo-icon

Centro Regional de la ESA: Prevención y respuesta a la violencia motivada por el odio y el extremismo en Sudáfrica

Fecha de publicación:
30/05/2023
Tipo de contenido:
Comparte:

— 3 minutos tiempo de lectura

El 30 de mayo de 2023, el Red de Ciudades Fuertes El Centro Regional de África Oriental y Meridional (ESA) convocó a ciudades y otras partes interesadas de toda Sudáfrica para explorar el papel de las ciudades en la prevención y respuesta a la violencia motivada por el odio y el extremismo en el país, como parte de los esfuerzos más amplios dirigidos por las ciudades para promover la seguridad pública, fomentar la resiliencia y mejorar la cohesión social. Coorganizado con la Ciudad del Cabo y el Asociación Sudafricana de Gobiernos Locales (SALGA), y financiado por la UE Ciudades STRIVE el taller contó con la participación de más de 50 representantes de gobiernos locales (incluidos alcaldes), gobiernos nacionales, la sociedad civil y el mundo académico de toda Sudáfrica, así como de ONU-Hábitat y el Consulado de EEUU en Ciudad del Cabo. Además de la ciudad anfitriona, en el taller participaron representantes de las siguientes ciudades sudafricanas: Buffalo City, Ciudad del Cabo, Ekurhuleni, eThekwini (Durban), Johannesburgo, Mbombela, Overstrand, Swartland, Stellenbosch y Tshwane.

Algunas de las necesidades clave identificadas para potenciar los esfuerzos de prevención y respuesta al odio, el extremismo y la polarización dirigidos por las ciudades son:

Los dirigentes de las ciudades identificaron varias amenazas y otros retos que dificultan la estabilidad y el crecimiento económico en Sudáfrica, como el aumento de los niveles de xenofobia y movilización contra los inmigrantes (por ejemplo, en 2021 se produjo el aumento de la Operación Dudula, un movimiento «antiextranjero» dirigido contra los recién llegados), altos índices de delincuencia (por ejemplo, comercio ilegal de estupefacientes y proliferación de armas de fuego ilegales), corrupción y mala gobernanza, así como altos índices de desempleo (sobre todo entre los jóvenes).

Además, los participantes mencionaron los esfuerzos del gobierno central por afrontar y tratar con decisión las heridas y traumas que han sufrido los sudafricanos como consecuencia del apartheid y de la historia colonial del país. Estas injusticias y la incapacidad de abordarlas adecuadamente han dejado a segmentos de la población resentidos y especialmente susceptibles al odio y a la propaganda extremista. Los participantes compartieron cómo, aunque las ciudades están en primera línea de la manifestación de los crecientes niveles de descontento relacionados con estas cuestiones, a menudo carecen del mandato y el apoyo necesarios para abordar estos retos de forma integral y sostenible.

Otros retos a los que se enfrentan los gobiernos locales citados son la limitada cooperación nacional-local (CNL), la falta de preparación de las ciudades para enfrentarse de forma proactiva al creciente panorama del odio y el extremismo y las limitadas oportunidades de las ciudades sudafricanas para compartir y aprender unas de otras. El reto de la preparación es especialmente grave fuera de las grandes metrópolis, donde las capacidades suelen ser limitadas.