arrow-circle arrow-down-basicarrow-down arrow-left-small arrow-left arrow-right-small arrow-right arrow-up arrow closefacebooklinkedinsearch twittervideo-icon

Iniciativa Transatlántica: Aprovechar el potencial de los alcaldes y los gobiernos locales para salvaguardar la democracia local y mantener la cohesión social en medio de un panorama dinámico de amenazas extremistas y de odio

Fecha de publicación:
19/06/2023
Tipo de contenido:
Comparte:

— 4 minutos tiempo de lectura

Los días 15 y 16 de junio de 2023, el Red de Ciudades Fuertes convocó a más de 50 representantes de gobiernos locales alemanes, de Europa Central y Oriental y de Norteamérica, gobiernos nacionales y la sociedad civil para liberar el potencial de los alcaldes y los gobiernos locales a la hora de salvaguardar la democracia local y mantener la cohesión social en medio de un panorama dinámico de amenazas extremistas y de odio. Entre ellos había alcaldes y otros funcionarios de Berlín, Dortmund, Rostock y Weißenfels en Alemania; París (Francia); Dąbrowa Górnicza, Lublin, la región de Pomorskie y la voivodía de Warmińsko-Mazurskie en Polonia; Budavar y Budapest en Hungría; Edmonton, Canadá; y Aurora (Colorado), Highland Park (Illinois), Lexington (Virginia), Los Ángeles (California), Pittsburgh (Pensilvania), Seattle (Washington) y Stamford (Connecticut) en EEUU. El taller se celebró en el Ayuntamiento de Berlín, con el apoyo de la Embajada de EEUU en Berlín. Forma parte de una serie de diálogos transatlánticos que Ciudades Fuertes está organizando para facilitar una mayor cooperación entre ciudades europeas y norteamericanas, proporcionando una plataforma a través de la cual puedan debatir las amenazas compartidas y las soluciones dirigidas por las ciudades contra el odio y el extremismo.

El taller ofreció a los participantes la oportunidad de debatir sobre las amenazas emergentes para sus comunidades y de aprender de prácticas inspiradoras dirigidas por las ciudades y del liderazgo de los alcaldes en la prevención del odio, la polarización y el extremismo. El acto también contó con una serie de discursos de apertura: Clarence Anthony, Director Ejecutivo de la Liga Nacional de Ciudadeshabló sobre la evolución del papel de las ciudades a la hora de frenar la creciente ola de odio y cuestiones afines, y sobre cómo el civismo debe ser la base de los esfuerzos de prevención, haciendo un llamamiento a las ciudades para que trabajen juntas para abordar los retos comunes. Nancy Rotering, alcaldesa de Highland Park, Illinois, reflexionó sobre el impacto de la violencia motivada por el odio y el papel de los alcaldes y los gobiernos que dirigen en el apoyo a sus comunidades tras tales tragedias. Márta Váradiné Naszályi, alcaldesa de Budavar (Hungría), y Amarjeet Sohi, alcalde de Edmonton (Canadá), dieron ejemplos de cómo ellos, como dirigentes municipales, están construyendo ciudades resilientes mediante políticas y programas que celebran la inclusividad y se basan en asociaciones comunitarias. También se ofreció a los participantes una amplia visión general del panorama de las amenazas en línea y del potencial demostrado de que éstas se conviertan en violencia fuera de línea, a través de los discursos de Huberta von Voss, Directora Ejecutiva de ISD Alemaniay Josephine Ballon, Jefa del Departamento Jurídico de HateAiduna organización que presta apoyo (económico, jurídico, emocional y de otro tipo) a las víctimas de la violencia en Internet, entre las que se cuentan cada vez más dirigentes municipales.

La conferencia de dos días concluyó con los discursos de apertura de los Secretarios de Estado del Ministerio Federal del Interior y de la Comunidad (BMI), y del Senado del Interior y del Deporte de la ciudad de Berlín, a los que siguió una sesión final de expertos sobre el fortalecimiento de la cooperación para la prevención entre los gobiernos nacionales, regionales/estatales y locales.

De estos debates surgieron tres temas clave:

  1. Liderazgo de los alcaldes: los alcaldes siguen mostrando un inmenso liderazgo en la prevención del odio y el extremismo, a pesar de la reacción violenta que a menudo se produce. Impulsando políticas inclusivas, denunciando el odio y otras cuestiones relacionadas, un número creciente de alcaldes están construyendo ciudades que celebran la diversidad, la unión de la comunidad y que promueven el civismo. Desgraciadamente, al hacerlo, los líderes locales pueden ser objeto de amenazas y acoso dentro y fuera de Internet, sin que se les proporcione apenas apoyo para ayudarles a responder adecuadamente.
  2. Participación de la comunidad y asociaciones: los representantes de ciudades de ambos lados del Atlántico subrayaron la importancia de una gobernanza visible mediante la colaboración con las comunidades, organizaciones y empresas locales, la inversión en ellas y la participación activa en otros aspectos. Ya sea a través de foros de participación comunitaria, apoyando a las organizaciones de la sociedad civil (OSC) locales, asociándose con el sector privado local y/o acogiendo diálogos intercomunitarios, las ciudades deben invertir en asociaciones y programas comunitarios y mantenerlos.
  3. Cooperación nacional-local: los participantes instaron a una mejor colaboración entre los gobiernos nacionales y locales para prevenir eficazmente el odio y el extremismo a nivel local. En particular, los participantes subrayaron la necesidad de una mejor comunicación entre el gobierno nacional y las autoridades locales, y de un esfuerzo concertado para garantizar la participación de las poblaciones rurales, además de los centros urbanos.