arrow-circle arrow-down-basicarrow-down arrow-left-small arrow-left arrow-right-small arrow-right arrow-up arrow closefacebooklinkedinsearch twittervideo-icon

Contenido polarizador y discurso de odio ante las elecciones de Kenia de 2022: Retos y caminos a seguir

Última actualización:
11/06/2024
Fecha de publicación:
11/01/2022
Tipo de contenido:

La política identitaria keniana estalló con la introducción de las elecciones multipartidistas en 1992. Desde entonces, la movilización política de las tensiones étnicas ha desembocado en violencia a gran escala. Sólo los enfrentamientos interétnicos durante las elecciones generales de 2007 causaron más de 1.300 muertos, 650.000 desplazados y más de 117.000 propiedades destruidas. Una violencia similar rodeó las elecciones de 2013, con 430 víctimas mortales, mientras que las elecciones presidenciales de 2017 se vieron empañadas por graves violaciones de derechos humanos, como ejecuciones extrajudiciales y palizas de la policía durante las protestas. En estos tres periodos electorales también prevalecieron la violencia de género y los abusos sexistas, tanto contra miembros del público como contra candidatas políticas.

En preparación de las elecciones generales de Kenia de 2022, los gobiernos nacionales y locales y las organizaciones de la sociedad civil (OSC) han comenzado a esforzarse por evitar que se repita la violencia electoral del pasado. Para ello, deben operar con una comprensión informada y basada en pruebas de cómo se manifiestan el debate y la discusión en torno a las elecciones. Dado que las redes sociales, en particular Facebook, se están convirtiendo en el canal predominante a través del cual se debaten las elecciones en Kenia, las políticas y los programas deben comprender la naturaleza, el alcance y la escala de los contenidos nocivos en línea. Las autoridades locales y los grupos de la sociedad civil, en particular, necesitan tener una idea clara de los discursos que se desarrollan en Internet para prevenir una epidemia de violencia electoral y anticiparse a los focos de tensión en las comunidades.

En este contexto, el SCN cartografió y analizó los contenidos de odio en línea en Kenia entre el 15 de mayo de 2019 y el 15 de mayo de 2020. Entre otras cosas, la investigación del SCN descubrió que el discurso en torno a las próximas elecciones ya está cargado de narrativas basadas en el odio y de estereotipos según criterios étnicos o tribales, mientras que la pandemia del COVID-19 ha exacerbado la intolerancia interreligiosa. Las respuestas a la incitación al odio en Internet aún no han alcanzado la escala y el alcance de las narrativas dañinas que se presentan en Internet, algunas de las cuales pueden encontrarse en foros públicos con millones de suscriptores, con lo que se corre el riesgo de normalizar y generalizar el odio. Con las elecciones cada vez más cerca, no se puede subestimar la urgencia de desplegar nuevas iniciativas de prevención y de ampliar las existentes.

Este documento sirve como punto de partida para comprender mejor las narrativas que se despliegan en Internet, presentando las principales conclusiones de la investigación de SCN sobre el panorama digital del odio y la polarización en Kenia. Este documento también propone recomendaciones adaptadas al contexto keniano y basadas en las buenas prácticas internacionales para combatir el odio en Internet.